Blog de BeySa

Vitamina C

LIMONADA CASERA

Escrito por Deshopping 05-05-2015 en Recetas saludables. Comentarios (0)

Preparar una limonada es muy sencillo y tiene múltiples aplicaciones, sea cual sea la estación en la que se prepare. En invierno, cuando el organismo está más predispuesto a sufrir gripes y resfriados, el limón ayudará a la regeneración y activación del metabolismo. Durante la primavera y el verano, el zumo de limón será un suplemento de vitamina C, ideal para combatir la debilidad física.

Necesitamos cuatro limones, un litro de agua caliente, 175 gramos de miel o azúcar integral de caña.

¿Cómo la preparamos?

Vertimos el zumo de los limones en una jarra y añadimos miel o azúcar y una tercera parte del agua caliente. Removemos hasta que la miel o el azúcar se queden totalmente disueltos. Añadimos
el resto del agua y volvemos a remover.
Dejamos enfriar y conservamos en la nevera.

Beneficioso para: Deficiencia de vitamina C,favorece la circulación,previenen enfermedades cancerígenas, gripes y resfriados.

BEBIDA CASERA REHIDRATANTE

Escrito por Deshopping 21-04-2015 en Recetas saludables. Comentarios (0)



El limón y la naranja son los protagonistas de esta bebida casera. Los mejores limones tienen la piel tersa y un tono amarillo brillante; las naranjas deben ser firmes y no presentar hendiduras ni zonas blandas. Ambos cítricos contienen unas sustancias llamadas terpenos que regulan el nivel de colesterol y protegen al organismo de sufrir cardiopatías.
La vitamina C que otorgan a esta bebida protege del envejecimiento celular y fortalece el sistema inmunitario.

¿Qué necesitamos?
Dos naranjas, seis limones, azúcar, sal y un litro de agua.

¿Cómo la preparamos?
Hacemos un zumo con las naranjas y los limones, y lo añadimos al litro de agua. Endulzamos con dos cucharadas de azúcar y una pizca de sal.

Está indicado para carencia de vitamina C, estreñimiento, hipercolesterolemia, y para rehidratarse.


TÉ VERDE

Escrito por Deshopping 11-04-2015 en Plantas medicinales. Comentarios (0)


TÉ VERDE

El té verde es un tipo de té Camellia sinensis. No es fermentado, a diferencia del té negro, ya que las hojas se recogen frescas y después de someterse a la torrefacción, se prensan, enrollan, trituran y se secan. El té verde supone entre una cuarta y una quinta parte del total de té producido mundialmente. Los principales países productores de té verde son China, Japón y Vietnam.
Se ha hecho más popular en Occidente, que tradicionalmente toma té negro.
Los chinos son los primeros en descubrir el té, y en China se encuentran la mayoría de variedades de té. El té ha sido utilizado como bebida medicinal para promover la salud en mente y cuerpo durante cinco milenios. La más remota referencia al té como una ayuda de la salud es de 2737 a. C. El té era una costosa bebida en la antigua China. Cuando China fue la potencia naval del mundo (1405-1433), el té estuvo entre las provisiones indispensables de los marineros. La cantidad de vitamina C en la bebida de té consumida por los navegantes en ese tiempo era suficiente para prevenir el escorbuto, el cual mataría a muchos marinos europeos más de 200 años después.

Sus beneficios medicinales han sido descritos hace más de un milenio.

Los amantes del té verde asocian sus beneficios para la salud con:
Mejora de la cognición.
Detención de ciertas enfermedades neurodegenerativas, tales como el Alzheimer.
Prevención y tratamiento del cáncer.
Tratamiento de artritis.
Tratamiento de esclerosis múltiple.
Aumento de la lipoxidación (ayuda al organismo a utilizar la grasa como fuente de energía) y aumento del metabolismo.
Reducción de colesterol LDL (a dosis altas en pruebas de laboratorio).

Sin embargo en los EE.UU. la Food and Drug Administration (FDA) ha rechazado las reclamaciones de algunos beneficios asociados al consumo de té verde:
«No hay ninguna evidencia científica creíble que beber té verde reduzca el riesgo de enfermedades cardiovasculares».

La FDA ha dicho que «el té verde probablemente no reduce el cáncer de mama, próstata o cualquier otro tipo de riesgo de cáncer.»

En otro estudio, se comprobó que las personas de edad avanzada japonesas que bebían más de 2 tazas de té verde al día tenían una probabilidad del 50 por ciento menos de sufrir deterioro cognitivo respecto de los que bebían menos o que consumían otras bebidas.
En mayo de 2006, investigadores de la Facultad de Medicina de Yale, en un artículo de revisión de más de 100 estudios sobre los beneficios para la salud del té verde, en alusión a la llamada “paradoja asiática”, en lo que se refiere a tasas más bajas de enfermedades cardíacas y cáncer en Asia a pesar de las altas tasas de consumo de cigarrillos. Se especuló con que los 1,2 litros de té verde al día consumidos proporciona altos niveles de polifenoles y otros antioxidantes. Estos compuestos pueden funcionar de varias maneras para mejorar la salud cardiovascular, incluyendo la prevención de la segregación plaquetaria y la mejora en los niveles de colesterol, asociado a la reducción de la lipoxidación del colesterol.consumían tres o más tazas de té verde al día tenían un menor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y cáncer.